“Yo quiero que al agricultor le vaya mejor, que existan circuitos de comercialización más cortos, que seamos nosotros los agricultores los que quememos los eslabones de la cadena de venta y que seamos nosotros mismos quienes ocupemos esos espacios en el mercado.”

Visitamos a José Valdevenito en el Trigal Norte en Melipilla, para conocer su experiencia, sus objetivos y aprendizajes para buscar estrechar sus brechas tecnológicas y de competitividad.

José se dedica enteramente a la agricultura desde el año 2012 luego de haber ganado el financiamiento con un Capital Semilla de CORFO en agosto de ese año.  Es así que construyó una primera cama de cultivo hidropónico en donde cultivaba tulipanes y otras flores en un invernadero de 6 por 3 metros, siendo este el primer piloto con el cual pudo proyectarse. 

Actualmente participa de la iniciativa “Huertos Buen Origen” en INDAP, cuyo objetivo del programa es el acercamiento de los agricultores a canales de comercialización más competitivos. En este sentido, mediante un convenio firmado en septiembre del 2016 entre el centro de abastos Lo Valledor e INDAP, se ha dado la posibilidad de mejorar el proceso de comercialización de un centenar de representantes de la Agricultura Familiar Campesina.

Huertos Buen Origen sigue trabajando en estrategias que les permita crecer. Por ello, pretende crear un catálogo que contribuya a seguir mejorando sus condiciones de venta tanto en volumen como en precio. La apuesta de José es por el mejoramiento de sus condiciones, pero también de las de su rubro. “Yo quiero que al agricultor le vaya mejor, que existan circuitos de comercialización más cortos, que seamos nosotros los agricultores los que quememos los eslabones de la cadena de venta y que seamos nosotros mismos quienes ocupemos esos espacios en el mercado.”

Actualmente trabaja en invernadero con tomates de la variedad 7742, recomendados para el otoño de la zona central y con lechugas de las variedades española, lollo rosa y bionda usando hidroponía.  Tiene la intención de mejorar sus prácticas de manejo fitosanitario, buscando producir con menor uso de agroquímicos, apuntando hacia la producción orgánica y la comercialización de cuarta gama.   


Ha invertido en una sala de proceso y envasado, la que si bien cuenta con el equipamiento requerido, aún no obtiene las certificaciones para su funcionamiento. 
Otro de sus objetivos es agregarle valor a sus productos y posicionarse en mercados más atractivos. “Cuando uno accede a mejores mercados, pagan mejor, entonces uno aprovecha mejor el trabajo” Nos comenta José.

Por lo anterior, se esfuerza en mejorar aspectos de la fertilización. Asimismo, realiza análisis micribiólogico del agua de riego y está trabajando en generar protocolos y planes de manejo para procesos de cuarta gama y un plan de manejo fitosanitario adecuado para la certificación orgánica.


Profesor José Luis Henríquez, especialista en Fitopatología del Cultivo conversando con nuestro entrevistado José Valdevenito. 

Respecto a las malezas, Ante la presencia de chépica en camellones, ha preferido no utilizar productos químicos para su control. Sin embargo en una visita por parte de los profesores de la Facultad de Ciencias Agronómicas, se mostró abierto a las recomendaciones, prácticas que tienen el objetivo reducir el uso de agroquímicos, a través de la planificación de aplicaciones.

“Soy reacio a los matamalezas, pero la forma en que lo sugirieron los profesores tiene sentido, es una perspectiva profesional y de gente que sabe mucho” Señaló frente a las sugerencias.

Share This