Del 20 al 23 de noviembre se celebró en la Ciudad de Buenos Aires, Argentina, la Semana de la Agricultura y la Alimentación de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), en la cual fueron invitadas a participar en representación de nuestra Facultad las académicas Carmen Prieto, Maruja Cortés y Sofía Boza; así como la Ingeniera Agrónoma, Karina Orellana.

La Semana de la Agricultura y la Alimentación: Desafíos futuros para América Latina y el Caribe fue organizada como un foro regional de intercambio de experiencias, de diálogo, aprendizaje y construcción de acuerdos entre diversos actores, para avanzar hacia el logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), en el mundo rural y en el sector agroalimentario. Dichos Objetivos, adoptados por los principales líderes mundiales en el año 2015, incluyen metas al año 2030 en 17 ejes distintos. La agricultura y la alimentación son esenciales para el cumplimiento de algunos de ellos, como por ejemplo el “Hambre Cero”, la salud y el bienestar, la acción por el clima o la vida de los ecosistemas terrestres.

Durante el desarrollo del evento, se llevaron a cabo casi una decena de sesiones plenarias, así como más de una veintena de paneles paralelos en temas muy diversos: tecnología, extensión rural, nutrición, cambio climático, alimentación escolar, entre otros. La asistencia, la cual fue exclusivamente por medio de invitación previa, abarcó a unos 500 participantes, pertenecientes sobre todo a organismos de cooperación técnica internacional y a instituciones de gobierno de toda América Latina y el Caribe, pero también a entidades de la sociedad civil, actores empresariales y la academia.

El programa de la semana se estructuró en torno a cuatro temas: i) los sistemas alimentarios y la paradoja de la obesidad y el hambre en la región; ii) estrategias más eficaces para erradicar el flagelo de la extrema pobreza rural y avanzar hacia un desarrollo rural sostenible; iii) los desafíos de sociedades rurales resilientes y de una nueva economía agroalimentaria adaptada al cambio climático; y iv) los desafíos tecnológicos del futuro en el desarrollo agrícola y rural.

En este sentido, uno de los asuntos clave que se tocó durante la semana fue la inclusión de los pequeños agricultores en las cadenas de valor, sobre todo considerando los altos índices de obesidad en la región. En este sentido, el Ingeniero Agrónomo y Doctor en Ciencias Sociales, Representante Regional FAO para América Latina y el Caribe, Sr. Julio Berdegué, puso énfasis en la necesidad de generar políticas públicas de mayor calidad para la agricultura familiar, que estén basadas en la confianza en su potencial productivo como individuos y como segmento. Además, manifestó la importancia de generar una mayor articulación entre los actores que inciden en los sistemas alimentarios y de la evaluación de las políticas.

Dentro del evento se realizaron encuentros técnicos especializados, como la Novena Reunión de la Red Latinoamericana de Servicios para la Extensión Rural (RELASER). Creada en 2010 en Santiago de Chile, RELASER constituye un espacio para debatir acerca del estado y evolución actual de los sistemas de la extensión rural en Latinoamérica, y trabajar en su mejoramiento.  Las académicas de nuestra Facultad, Carmen Prieto y Maruja Cortés, así como la Gerente del Centro de Extensión Hortícola Cultiva UChile, Karina Orellana, fueron invitadas a participar en dicha instancia. En ella aportaron con su experiencia en la Dirección de Extensión de la Facultad, así como al frente de los distintos proyectos que han liderado.

En palabras de la Profesora Boza, quien formó parte de la comitiva que asistió al evento: “poder estar presentes en una instancia como este Foro es un honor, así como también una tremenda oportunidad. Hemos podido estar en primera línea para escuchar directamente de parte de los principales actores en políticas públicas y cooperación internacional en agricultura y alimentación, cuáles son los temas que preocupan a nivel regional, así como las soluciones estratégicas que se están proponiendo. Por supuesto que poder contar con dichos antecedentes es un tremendo insumo para orientar nuestra labor hacia las grandes preguntas que hoy en día son claves para el desarrollo agrícola y humano de Chile y la región”.

sdr

sdr

 

Share This